miércoles, 14 de diciembre de 2011

La Compra

Antes de comenzar, he descubierto que no soy la única en el mundo con pensamientos tontos, jajajaja.


Como para el resto de aspectos de mi vida, para hacer la compra también soy anárquica. Yo no tengo ningún método, ni sigo un orden cuando estoy en el supermercado.

Yo pululo por la superficie.

Cuando entro me lo propongo firmemente. Es como si pretendiese hacer un ritual. Pienso: "¿Tengo las bolsas? Sí; ¿tengo moneda para el carrito? Sí; Vale, ya puedo empezar, primero lo grande para asentarlo en el carro."

Pero eso es sólo un propósito, cargo la leche y el aceite y empieza el caos.

Cuando paso por los congelados y meto algo en el carro, pienso: "debería dejarlo para el final, no se vaya a descongelar..., pero... bueno... no voy a tardar tanto; los huevos... debería ser al final del todo, no se vayan a cascar con algo que ponga encima... bueno, no importa, ¿el pan de molde? dónde no se espachurre... ¡jodo!¡ Acabo de poner una caja de galletas encima!"

La última vez, la bolsa grande, la bolsa térmica especial para congelados y la mini-bolsa estúpida no han sido suficientes. He tenido que meter cosillas sueltas en el carro, además del aceite y la leche. Colocando cosas en las bolsas soy de lo mejorcito, pero... no ha sido suficiente, no cabía todo.

Compré tantos lácteos como si tuviera una piara de hijos. Eso, entre otras muchas cosas. Menos mal que las fechas de caducidad de los lácteos sólo son orientativas, o al menos eso dice todo el mundo. Incluso he oído decir que si la tapa no se ha abombado, siguen estando buenos. Aunque también sé, por experiencia propia, que algunos yogures, sin tener la tapa abombada, incluso sin estar caducados, no son aparentemente comestibles.

Sinceramente, a mí no me molesta ir al super, sólo cuando estoy muy cansada, o cuando hay mucha gente, o cuando se me ha olvidado la lista, o cuando no la he hecho, pero... en terminos generales, no me molesta hacerlo.

Si voy sola, que no siempre es así, me da tiempo a pensar; aunque sólo sea a planificar qué es lo que voy a cocinar durante la semana. No para ponerlo en este blog, sino para tener algo que comer en casa. Sí, sí, lo sé, lo correcto sería primero pensar qué voy a cocinar y luego hacer la compra, pero soy yo... ¿recordáis? Me sé la teoría, pero soy incapaz de aplicarla.

La cuestión es que en mi casa se come como en un restaurante y no porque yo cocine muy bien, que haciendo un derroche de modestia diré que es cierto. El motivo es que mi niño pequeño es alérgico al huevo, mi costillo y mi niño grande comen casi de todo, salvo mucho pescado y muchas verduras si no están transformadas en puré o salsa. Y yo estoy eternamente castigada.

Además, si es verano, no apetece comer cocido, ni patatas con costilla ni nada que se meta en la olla y se hace mientras tú te dedicas a otras cosas, ya sean lentejas, garbanzos o patatas.

Así que en verano me tengo que estrujar las meninges y cocinar arroces, fideuás, ensaladillas desprovistas de verduras y hortalizas... o simplemente cosas que son tradicionalmente segundos platos, hacerlos consistentes y que así sirvan de primero y segundo. Sin olvidar las muy socorridas pastas, claro está.

Pero sigamos con la compra. Lleno el carro hasta los topes y me dirijo a las cajas. Todos buscamos la cola más corta, aunque igual que cuando vamos en coche, las colas cortas son las que más tardan. Seguramente al cliente que está antes que tú se le habrá olvidado pesar un melón, o unos dulces, o se le ha roto un paquete de azúcar, o mil posibilidades que tienen siempre el mismo resultado. "Señorita Jennifer, acuda a caja 2." "Responsable de frutería acuda a caja 2."

En mi opinión, no deberían decirlo así, deberían decir: "a ver, que a otro gilipollas se le ha olvidado pesar la fruta, que venga alguien a solucionarlo que tengo una cola que ni Dña. Manolita en campaña Navideña."

¡Joder! Que todos sabemos que hay que pesar las cosas, que bien que sostienen en vilo la bolsitas sobre la báscula para engañar, digamoslo así.

Otras veces te llega la típica señora mayor con su cartoncito de leche, o su kilito de arroz, que te dice: "¿te importa que pase? Sólo llevo esto." Pues no, señora, no me importa que pase, pero... lo que yo digo es, ¿por qué tenemos que ponerle una alfombra roja a esta señora y que pase la primera y no me la ponen a mí que llevo el carro hasta los topes y me voy a fundir 150€urazos? Vamos, que si yo fuera el dueño de una cadena de supermercados a todo aquel que llevase el carro hasta la bandera le haría un homenaje tipo a que todas las cajas se encendiesen con un derroche de lucecitas y sonido y mientras los cajeros le hiciesen la ola en vez de ponerte una mala cara del copón como pensando: "¡jodo! ¡pedazo carro! Verás lo que va a tardar ésta." Y entonces empiezan a pasar tu compra por la caja cada vez más rápido. Oye, que yo alguna vez he pensado: "que le pongan a la caja un chute de algo que está fibrilando", "carga las palas a 120 y echúfaselas al sensor en el "corazón." "¡Se nos va! ¡Se nos va!" "¡Masaje cardiaco!"

El último día que he ido a comprar, además de tener que sufrir a la señora del kilito de arroz, que yo creo que hace vereda del super a su casa para no hacer cola, he sufrido a una tipa de esas que siempre había pensado que no comen. Son altas, guapas, tienen tiempo de peinarse y maquillarse todas las mañanas, trabajan, tienen mascotas y a las ocho de la tarde están tan estupendas y radiantes como a las ocho de la mañana.

Ella, la perfecta, ha entrado a la vez que yo en el supemercado, ha hecho la compra en el mismo tiempo que yo y ha bajado al parking conmigo en el ascensor.

¡Lo juro! Tenía el maquillaje como recién aplicado. Ni una grieta, las pestañas perfectas, hasta los labios estaban como recién pintados. Lo dicho, no come, aunque quizá sea señal de que tampoco besa, mmmmmmmm ... ¡no lo siento por ella! ¡que se joda!

En fin, que al llegar al parking, he visto un precioso Audi A4, negro, nuevo, mega-limpio, y justo he pensado:"como se monte en el Audi me jode el día"

Pues sí, me lo ha jodido, pero no, no se ha montado en el Audi, se ha subido a un Mercedes biplaza, gris metalizado y super-mega-deportivo de la muerte. ¡Qué assco! Y yo con mi mono-volumen funcional en el que he tenido que apretujar la compra junto a la silla del niño (que es McClaren, eso sí) una moto sin ruedas y tres balones de fútbol.

Debería haber apuntado el día y la hora que era para no volver a cruzarmela.

martes, 13 de diciembre de 2011

NO SE LO DESEO NI A MI PEOR ENEMIGO



Puede que el título de la entrada de hoy os dé pie a pensar que estoy sufriendo mucho. Pues no, bueno, no negaré que siendo como yo soy, esto de depender de alguien hasta para que te ponga los calcetines es una putada. Pero, cuando quien me pone los calcetines es mi compañero, mi mejor amigo, mi marido... pues no es tan humillante. Es más una muestra de amor, gracias cariño, te quiero.

En fin, a lo que iba. No entiendo la frase del título.

Hace unos días sufrí el dolor de cabeza más horroroso de mi vida, acompañado de nauseas, vómitos y una llorera incesante. Cuando intentaba explicar cómo me sentía no encontraba las palabras.

Esa frase venía a mi cabeza una y otra vez.

Habría sido algo así: "Tengo un dolor de cabeza que no se lo deseo ni a mi peor enemigo." Pero... ¡¿Cómo se puede ser tan gilipollas?!

En el supuesto caso de que yo tuviese un peor enemigo, SÍ que le desearía ese dolor de cabeza. Porque... ¿Para qué están los peores enemigos entonces? ¿Para odiarles a muerte y al final ser idiota y no desearle el peor de tus males?

Lo malo, en cierto modo, es que yo no tengo un "peor enemigo", ni siquiera un "enemigo" a secas. Creo que tengo amigos, conocidos, viejos amigos que pasaron a ser conocidos, conocidos que fueron amigos y por las cosas de la vida dejaron de serlo... no voy a seguir rizando el rizo, que me pierdo y las combinaciones son muchas. Combinaciones de x elementos tomados de y en y, jajajaja tonterías de las que se acuerda una.

"Los amigos se eligen, la familia te toca." No recuerdo bien quien lo dijo, pero es una gran verdad.

Yo elijo a mis amigos y realmente no son muchos, o sí.

Podría distinguir entre dos grupos de amigos, simplificándolo mucho.

Los amigos íntimos. Da igual si les ves a diario o tardas meses en conicidir. Son aquellos con quien no tienes reparos en llorar o reir según se tercie. Aquellos que pase el tiempo que pase, siempre recuerdas cuando hablas de amigos.

Luego están los amigos, que éstos sí puedo decir que son muchos. Esas personas que te agradan y, por lo general, tú les agradas a ellos. Les aprecias, aunque no les quieres como a los íntimos.

Yo reconozco que me encanta compartir unas risas con mis amigos, aunque sólo a los más allegados les permitiría verme en mis peores momentos.

A lo mejor fue una casualidad, pero ese viernes que creía que era el peor día de mi vida, allí estaba un amigo, de los íntimos, para ayudarme a entrar en mi casa, con mi mala cara, ojeras y cargando con mi torpeza en todo su esplendor. Casualidad o no, allí estaba para arrancarme una sonrisa cuando peor me sentía como sólo él sabe.

"La familia te toca." Pues sí, esa es otra gran verdad. Aunque a veces tenemos suerte.

No me quejaré de mi familia, ni de la política ni de la de sangre. Y no os equivoquéis, no somos la Tribu de los Brady. Por dios, no! No quisiera serlo tampoco. Discutimos, tenemos ideas diferentes de las cosas, de la manera de hacer nuestro día a día, pero ahí estamos siempre cuando hace falta. Ahí están ahora que les necesito, incluso ahí están cuando tienen que llevarme la contraria para enseñarme los distintos modos de ver la vida. Ahí estáis cuando quiero un abrazo o simplemente tomar un café. No sólo para las cosas malas. Para compartir alegrías también.

Besos a todos, a la familia, a los amigos, a todos, incluso a los conocidos, porque en algún momento hubo algo que nos hizo coincidir.

viernes, 25 de noviembre de 2011

POR LAS MAÑANAS

Como sabéis, salgo todas las mañanas, por lo menos una vez, a hacer recaditos y mandaos. La mayoría de los días tardo poco, Banco, Correos y vuelta a la oficina.

Otros, como hoy, cuando a todo bicho viviente se le ha ocurrido sacar el coche para ir a dar una vuelta al mercadillo o a comprar el periódico, pues me doy dos o tres o cuatro vueltas intentando aparcar en la zona del banco y otras tantas en los alrededores de correos.

Estos días son más amenos, aunque tarde más y lleve el agobio de no conseguir aparcar o de que haya cola en el banco... Normalmente, aparco lejos de todos los sitios a los que voy y por ello tengo que darme el paseito de rigor. Aprovecho para mirar todo lo que otros día me pierdo.

Hoy he visto a una "moza" entradita en muchas carnes que no lo sabe, con unas botas de esas de mosquetero que le sentaban como un tiro, con una falda que parecía la carpa de un circo y con más productos en la cara y en el pelo que en todas las estanterías del Bodybell. Por dios, que alguien le regale un espejo.

A mi nariz han llegado aromas de todas las tapas de los bares por los que iba pasando, (y yo con un café soltero en el estómago!!!) Al llegar al banco, un intenso olor a churros ha borrado todos los anteriores, mmmmmmmmm ¡Chocolate calentito! he pensado. Y es que a mi me gusta más el chocolate que los churros, vamos que puede que sea que los churros me gustan si son con chocolate, si no... paso.

No ha faltado en el camino de vuelta algo que borrase de mi mente el dulce y cálido sabor del chocolate... ¡qué assssco! un pedazo de pota enorme de fideos, lo juro, eran fideos.

Los pensamientos tontos que habitualmente pululan por mi mente tampoco han faltado.

1º¿Por qué hay señoras que piensan que si tienen el pelo sucio y se lo recogen en una coleta no se notará?

2º(este es muy habitual) Tras aparcar el coche en doble fila delante de la oficina de Correos, cojo las llaves del apartado, la tarjeta del coche y salgo a jarapo sacao a por el correo mientras pienso... "si vienen los municipales a multarme les digo: mire sr. agente, si no llevo ni el bolso, sólo la lleve del buzón, no iba a tardar" ¡¿Cabe en alguna cabeza humana que eso me librará de la multa?! En la mía no, pero siempre lo pienso.
3ºConclusión tras cruzarme con varias señoras. Las gitanas llevan zapatillas estar en casa, las moras babuchas. Todas sin calcetines ni medias ya sea invierno o verano.
4º¿Por qué le echo una moneda al señor del acordeón, si ni me voy a parar a escucharle? Porque me encanta comenzar a oir su melodia a lo lejos y dejar de orila poquito a poco mientras me alejo.
5º(aproximandome al coche) Miro desafiante al de la zona azul y pienso: "Ya puedes tachar mi matrícula de la libretita." Que lo sepáis, esto me lo dice la experiencia, apuntan la matrícula cuando te ven que te vas sin pagar y si tardas un rato más del que a ellos les da la gana, te cascan la multa. Si llegas antes, tachan el número.
Un día de estos, dejaré de tener pesamientos cuerdos y sólo se me ocurrirán estas cosas... ains.

lunes, 14 de noviembre de 2011

Alguacil Dogberry Verato


Ayer estuve en un restaurante chino que tiene un nombre peculiar, como de Tebeo, Fu Li Tu, que en Chino puede que signifique algo muy profundo, filosófico y trascendental, pero a mí me resulta muy parecido a los nombres que inventaba Ibañez para ambiertar las historias de Mortadelo y Filemón, (primer pensamiento tonto).

Recogimos la comida y al salir, casi me choco con un muchachito algo más bajo que yo que tenía una mirada algo extraña. Que a veces una piensa, juer, tan fea no soy para que se asuste tanto, y además, ni nos hemos rozado... Pues no, no fui yo la que le asustó, es que el muchacho ya venía asustado de serie.

Mientras yo cruzaba la calle en dirección al coche, ¡¡él se fue por la misma acera simulando que iba montado en una moto!!!!

Pensamiento tonto: ¡¡Dios mío!! ¡En Jaraíz tienen un "alguacil Dogberry" que en vez de ir a caballo va en moto!

Lo que empezó siendo una mediodía muy oriental, por la comida, acabó siendo Shakespeariana total.

Estuvo mal, pero la mala persona que hay en mí salió de lo más profundo de mi ser y soltó una carcaja terrible. No pude reprimirme. Afortunadamente el ruido de la moto no permitió que el pobre muchacho me oyese.

viernes, 21 de octubre de 2011

La Noticia

“Euskadi Ta Askatasuna, organización socialista revolucionaria vasca de liberación nacional, desea mediante esta Declaración dar a conocer su decisión:”
“ETA considera que la Conferencia Internacional celebrada recientemente en Euskal Herria es una iniciativa de gran trascendencia política. La resolución acordada reúne los ingredientes para una solución integral del conflicto y cuenta con el apoyo de amplios sectores de la sociedad vasca y de la comunidad internacional”.
“En Euskal Herria se está abriendo un nuevo tiempo político. Esty amos ante una oportunidad histórica para dar una solución justa y democrática al secular conflicto político. Frente a la violencia y la represión, el diálogo y el acuerdo deben caracterizar el nuevo ciclo. El reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad popular deben prevalecer sobre la imposición. Ese es el deseo de la mayoría de la ciudadanía vasca”.
“La lucha de largos años ha creado esta oportunidad. No ha sido un camino fácil. La crudeza de la lucha se ha llevado a muchas compañeras y compañeros para siempre. Otros están sufriendo la cárcel o el exilio. Para ellos y ellas nuestro reconocimiento y más sentido homenaje”.
“En adelante, el camino tampoco será fácil. Ante la imposición que aún perdura, cada paso, cada logro, será fruto del esfuerzo y de la lucha de la ciudadanía vasca. A lo largo de estos años Euskal Herria ha acumulado la experiencia y fuerza necesaria para afrontar este camino y tiene también la determinación para hacerlo”.
“Es tiempo de mirar al futuro con esperanza. Es tiempo también de actuar con responsabilidad y valentía”.
“Por todo ello, ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada. ETA hace un llamamiento a los gobiernos de España y Francia para abrir un proceso de diálogo directo que tenga por objetivo la resolución de las consecuencias del conflicto y, así, la superación de la confrontación armada. ETA con esta declaración histórica muestra su compromiso claro, firme y definitivo”.
“ETA, por último, hace un llamamiento a la sociedad vasca para que se implique en este proceso de soluciones hasta construir un escenario de paz y libertad”.
“Gora Euskal Herria askatuta! Gora Euskal Herria sozialista! Jo ta ke independentzia eta sozialismoa lortu arte."


Éstas son mis impresiones:

"Estamos ante una oportunidad histórica para dar una solución justa y democrática al secular conflicto político."

Esto me plantea varias dudas.

1.- "Estamos" , 1ª pers. del plural de verbo estar, ¿a quién se refiere? ¿a los integrantes de la banda armada? ¿a los etarras y al estado español? ¿a los dos anteriores y a los ciudadanos?

Creo que sólo se refiere a los integrantes de ETA, o por o menos debería ser así, porque nadie les ha votado a ellos para erigirse como representantes de nadie. Aunque puede que, aunque así sea, la ambiguedad de su discurso puede venir dada por el deseo de influir, convencer y confundir a cualquiera que se moleste en leer este comunicado.

2.- ¿Qué tiene este momento de especial que no existiese en otras de las ocasiones en que declararon un alto al fuego, o tregua o como quisieran llamarlo? En mi opinión, el momento es diferente porque consiguieron que su brazo político estuviera en las instituciones, es diferente porque publican este comunicado el 20 de Octubre, un mes antes de las elecciones generales. La motivo de esta declaración de intenciones no es otra que engañar al pueblo y convencerle de que ya no son los mismos del día antes, que mataban, extorsionaban, secuestraban... ya no son los mismos que sembraban el pánico, ¿ya no son los agricultores del terror? Yo lo dudo. Es fácil decir voy a ser bueno sin entregar las armas, dejándote un as en la manga por si la cosas no resultan como esperas.


"El nuevo ciclo" ¿Quién marca el inicio de este nuevo ciclo? Ellos, por supuesto. Acostumbrados como siempre a establecer sus condiciones con una pistola en el bolsillo.


"La violencia y la represión". En un principio lees violencia y represión y piensas: lo que ellos han estado haciendo en su amada tierra durante todo el tiempo de su existencia y el resto de España y Francia, pero no, no caigamos en la trampa, esa violencia y represión a la que ser refieren es la que a ellos les ha servido para justificar sus actuaciones, es la que según la banda el Estado Español ejerce sobre ellos. Algo que aclaran con la siguiente frase: "El reconocimiento de Euskal Herria y el respeto a la voluntad popular deben prevalecer sobre la imposición".

"Ese es el deseo de la mayoría de la ciudadanía vasca", por supuesto, y eso lo saben por la infinidad de agradecimientos que han recibido como contestación a las cartas de extorsión que les envían a los empresarios vascos, ¿no? O por la alegría con que las familias de los vascos asesinados recibían la noticia de que su padre, su hermano... había muerto por no ser afín a las ideas de la banda armada, de los defensores de la identidad vasca. Ah, no, va a ser por la cantidad de personas que han recibido con ilusión infantil el comunicado, el cese definitivo de la violencia. Que el pueblo se alegre del fin de las muertes, atentados y el amedrantamiento sufrido es porque aceptaban con alegría su régimen del miedo, porque compartían sus ideas y su manera de defenderlas.


"La mayoría", clara alusión a un concepto democrático que usan ahora y sólo porque les conviene, otra manera de engañar. ¿Cuándo han estado ellos del lado de la democracia? Creo que en toda su existencia la palabra democracia no ha exisitido en su vocabulario, su método político ha sido siempre o aceptas mis condiciones o tiro en la nuca, o bombazo indiscriminado en unos grandes almacenes, o secuestro reclamando condiciones que sabían que no conseguirían y posterior asesinato.


“La lucha de largos años ha creado esta oportunidad". Con esta frase empiezan a quitarse la capucha ficticia de buenas intenciones. La lucha de largos años lo que ha tenido como resultado han sido casi mil muertos inocentes. Su lucha, su crueldad sin fin es la que les ha puesto donde están, en los carteles con fotos que les señalan como criminales buscados por las fuerzas de seguridad del estado. Su lucha es la que hoy les da la posibilidad de que un país entero les preste atención, pero no lo olvidemos, siempre desde el miedo, desde el pensamiento de "un día me puede tocar a mí".

"No ha sido un camino fácil", no lo dudamos, para aquellos que tuvieron que crecer sin la presencia de un padre que fue asesinado, para quienes quedaron mutilados por sus acciones, para quienes sufrieron, en definitiva, su crueldad infinita, por eso podemos jurar sin equivocarnos que no ha sido un camino fácil. ¿Para ellos? En mi opinión, alguien que decide que no tendrá remilgos a la hora de asesinar para imponer unas ideas no creo que tenga sentimiento moral suficiente para sufrir. Aquellos que brindaban con champán o cava cuando otros lloraban a sus seres queridos no creo que tengan sensibilidad.

"La crudeza de la lucha se ha llevado a muchas compañeras y compañeros para siempre." ¿Qué diferencia hay entre los que murieron defendiendo los intereses de ETA y Gadafi? Ayer, el mismo día del comunicado, mataron a Gadafi y, no, no es el momento cogersela con papel de fumar ahora, todo el mundo recibió la noticia como buena, como justa,era un asesino, un dictador, un criminal que masacraba a su pueblo. ¿Dónde está la diferencia?

"Otros están sufriendo la cárcel o el exilio." Esos que sufren en la cárcel han sido juzgados por sus acciones, por sus crímenes de sangre con la asistencia de un abogado. Los que están en el exilio son acogidos por países sin escrúpulos que les siguen llamando "separatistas" en vez de lo que realmente han sido siempre, TERRORISTAS. Otros, los muertos, los que no tuvieron un juicio, los que fueron asesinados a sangre fría ya no sufren a dos metros bajo tierra. Sí lo hacen sus familias, que como han dicho: ni olvidan, ni perdonan.

"Para ellos y ellas nuestro reconocimiento y más sentido homenaje". Nuestros muertos, los muertos del lado democrático, también se merecen un respeto, un homenaje; se merecen que pensemos que sus muertes no fueron en vano, que el dolor de sus familias sea respetado.

"En adelante, el camino tampoco será fácil." Aquí quería yo llegar. ¿Acaso van a quitarse las capuchas y dejarno ver sus rostros? ¿Los "exiliados" o huidos de la justicia, que sería como yo les llamaría, volverán para ser juzgados y condenados por sus crímenes?¿Entregarán las armas y así dejarán de tener su as en la manga?... Como éstas se me ocurren muchas preguntas, pero lo que yo creo es que ellos esperan que sus crímenes prescriban desde el mismo momento en que hacen esta declaración de alto al fuego definitiva, es decir una Amnistía. Yo me pregunto: ¿sería justo? ¿sería bueno? ¿sería inteligente? ¿quién claudicaría entonces?


Los titulares de esta mañana han sido todos muy triunfalistas, que si ETA se ha rendido, que si ha claudicado, que si la democracia ha prevalecido... todos en la misma línea. Pero,¿ seremos todos tan necios de creer que se ha terminado? Sólo nos están diciendo que no van a seguir matando, no que se disuelvan, así tan claro.


"A lo largo de estos años Euskal Herria ha acumulado la experiencia y fuerza necesaria para afrontar este camino y tiene también la determinación para hacerlo." Sí, han hecho lo posible para endurecer al pueblo vasco. La experiencia de estos años ha sido la peor que puede sufrir un pueblo, y no sólo el pueblo vasco, vivir atemorizados por una banda de pistoleros sin escrúpulos.

"ETA, por último, hace un llamamiento a la sociedad vasca para que se implique en este proceso de soluciones hasta construir un escenario de paz y libertad" y aquí está, el llamamiento a las urnas, el motivo principal de este comunicado.

Con todo esto... ¿como puedes confiar en la palabra de alguien que ya te ha mentido en otras ocasiones?


miércoles, 19 de octubre de 2011

¡¡¡Que le pongan un pedal!!

El otro día viendo la tele, mejor dicho, haciendo zapping di con una serie que se llama "Cásate Conmigo". El tema de ese capítulo era la sempiterna discusión entre hombres y mujeres sobre si la tapa del w.c. se baja o no se baja después de cada uso.

La pareja de jovencitos de la serie decían que "no querían entrar en discusiones sexistas", pero discutían todo el tiempo, aunque no quisieran reconocer que era más de lo mismo; las dos parejas de maduritos habían recurrido a otros métodos. Una de las mujeres de dijo a su contrario que hacer "aguas menores" sentado reducía considerablemente el riesgo de tener cáncer de próstata, con lo cual el hombre llevaba haciendo pis sentado 25 años; la otra mujer, aprovechó unas sesiones de hipnoterapia para dejar de fumar y le introdujo un contenido extra, baja la tapa de todo lo que veía a su alrededor, algo que llevaba haciendo compulsivamente otros 25 años.

En ese momento, a mí se me ocurrió la siguente idea (vaya por delante que me reservo los derechos de autor sobre la idea y todos los beneficios económicos que de ella puedan derivar) ¡¡QUE LE PONGA UN PEDAL!! Como a los cubos de la basura. ¿No os parece una idea estupenda? Así quedaría siempre bajada la tapa y se acabarían las discusiones, sin tener que recurrir a otras opciones más complicadas.

Eso sí, colocarle un botoncito para anclarlo para cuando el uso sea más... prolongado, o sea preciso sentarse, porque eso de tener la tapa pegandote en la espalda iba a ser un poco incómodo.

Pues nada... ahí os dejo eso, para que penséis un ratito.. jeje

jueves, 29 de septiembre de 2011

Consulte a su farmacéutico

"Un señor llega a la farmacia y dice:
-Mire, me acaban de operar de los ojos y necesito un antifaz para dormir, ¿ustedes tienen?
-Pues no, lo siento, pero, mire, en el Sex-Shop que hay aquí al lado seguro que tienen.
El hombre se queda un tanto perplejo y aún así pregunta dónde está exactamente el Sex-shop."
Pues no, no es un chiste, es una situación que presencié ayer en la farmacia mientras compraba un bálsamo labial. Menos mal que no fui a por una cosa tipo Vaginesil, porque si se les hubiesen terminado las existencias... ya sabéis dónde habría terminado.
Ahora sigamos con el señor de los ojos operados. Llevaba gafas de sol, seguramente por prescripción médica, para proteger sus ojos "nuevos" del sol, pero... ¿os lo imagináis entrando en La Mesilla de Noche, que es el sitio a donde le enviaron? jajajajajaja pobre... o no. Que lo mismo le hicieron un favor y aprovechó para mirar la oferta del sitio nuevo, jajajajaja.
En fin, lo dicho, tu farmaceutico es tu amigo, ¡consúltale!

lunes, 26 de septiembre de 2011

HELADO DE HIGO





INGREDIENTES:



1Kg de higos



1 vaso de azúcar



1 vaso de nata líquida



sirope de chocolate



Pelamos y congelamos los higos enteros.



Cuando estén duros como piedras ya podemos empezar la elaboración, es decir necesitamos planear el postre al menos con dos días de anticipo. El primero para recolectar los higos o comprarlos. El segundo para pelarlos y congelarlos. El tercer día será cuando podamos deleitarnos con este helado delicioso.



Sacamos los higos de congelador, los separamos porque estarán hechos un bloque



Ponemos en el vaso del Thermomix el azúcar y lo trituramos hasta que sea azúcar glass. Añadimos la natay batimos pero sin llegar a montarla.



Una vez hecho esto sólo tenemos que ir añadiendo los higos congelados uno a uno por la boca de la tapa del Thermomix.



Cuando se nos acaben los higos... hemos terminado. Se reparte el helado en vasitos, copitas, tazas, cuencos, lo que más os guste o lo que tengáis y se adorna con un poquito de sirope de chocolate. También estaría rico, se me está ocurriendo sobre la marcha, echarles unas nueces picaditas por encima, o una nuez de adorno en dos trocitos.



Si no tenéis Thermomix o cualquier otra cosa que tenga la suficiente fuerza para triturar cosas congeladas... lo siento... lo siento mucho por vosotros que os lo perderéis.




Esta misma receta vale para cualquier otra fruta que tengáis a mano. El procedimiento es el mismo, aunque dependiendo de la fruta dependerá la cantidad de azúcar.




Yo lo he hecho de fresas, de limón, de naranja...








domingo, 25 de septiembre de 2011

Bicis aunque sea Otoño

Lo normal habría sido explicaros primero. Pero lo he usado como zanahoria, como reclamo. Este ha sido el final. Cervecita, patatas y jamoncito en la terraza. Ellos han comido patatas con costilla adobada, yo... esta deliciosa ensalada de dos tipos de lechugas. Primero una lechuga iceberg, pimientos asados que hice la semana pasada, mix de lechugas de colores, mozzarella y unas gotitas de mermelada de mora.



Bonita, ¿eh?






La ruta en bici ha tenido una duración de unos 20 km relajados. Salida a las 11h y llegada a casa a las 13h. Paraditas cada cierto tiempo porque a uno se le sale la cadena, porque otro ha derrapado en un banco de arena... esas cosas.


Llegada a este precioso y enorme eucalipto, que está junto a una instalación ganadera.



Retoques en las bicis y dejar bajar un poquito al pequeño que no da pedales y dice que se cansa.


Precioso paisaje.


Ya han visto a uno de los habitantes del sitio.Y yo no podía quedarme sin verlo. ¡¡Pedazo Semental!!


Sí chicas, toda mi vida había esperado decir esas palabras refiriendome a otro elemento, jajajaja, pero no ha sido posible, este toro se ha cruzado en mi camino antes.





Pero es guapo, ¿eh?



Haciendo un descansito en el camino de vuelta.



Y claro, después de tanto pedalear... el sueño aprieta y cualquier sitio es bueno para echar una cabezadita.







Pues bien, yo pienso aficionarme a estos paseos de domingo, aunque también pueden hacerse un sábado, ahora que el sol ya no nos castiga tanto. ¿Y vosotros?

jueves, 22 de septiembre de 2011

SUEÑO







Usualmente quienes duermen pasan a través de cinco etapas: 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, y sueño REM (movimiento rápido de los ojos). Estas etapas progresan cíclicamente desde 1ª hasta REM luego comienzan nuevamente con la etapa 1ª. Un ciclo de sueño completo toma un promedio de 90 a 110 minutos. Los primeros ciclos de sueño cada noche tienen sueños REM relativamente cortos y largos períodos de sueño profundo pero más tarde en la noche, los períodos de REM se alargan y el tiempo de sueño profundo desciende.





¡¡Mentira!! Mi sueño profundo no desciende. Se alarga durante todo el día. Tengo sueño. Mucho. ¡Quiero dormir! Creo que de cansada que estoy no tengo ni periodos REM. ¿Mover los ojos rápidamente? No quiero ni pestañear, nada de esfuerzos, sólo dormir, dormir y dormir.


Caer en un sueño profundo y dulce.


Da igual si tengo una cama donde estirarme plácidamente o sólo un sillón en el que parezca que me he caído de un 6º.


¿Será la inminente llegada del otoño? ¿Será que voy a hibernar como los osos? Desde luego la ingesta de alimentos durante este verano ha sido suficiente para reducir mi temperatura corporal y ralentizar mi metabolismo (si puede ser más lento aún) para conservarlo durante todo el invierno.
En definitiva, que tengo muuuuuuuuucho sueño.
Buenas noches

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Vampiros que se reinventan



"Un vendedor de antigüedades dice tener la prueba de que el actor Nicolas Cage es un vampiro inmortal. Jack Mord ha puesto a la venta en Ebay una foto de 1870 en la que aparece un hombre con un gran parecido físico con el actor. Mord, natural de Seattle, dice que "no se trata de ningún truco fotográfico" y que encontró la instantánea revisando archivos porque es muy fan de la fotografía de la época de la Guerra Civil estadounidense. "Mi teoría es que él es una especie de muerto viviente o vampiro que se reinventa así mismo cada 70 u 80 años. Entonces vuelve a rejuvenecer o nacer y se convierte en otra cosa completamente diferente", ha explicado Jack Mord. Ahora todo encaja, sí señor. " (Noticia que aparece en El Mundo 21-09-2011)


¿Qué os parece? Y0 estoy de acuerdo, hace poco vi una peli de Nicolas Cage... y ¡¡¡tenía pelo!!! Que yo pensé que la peli sería antigua... pero no, va a ser que se está reinventando para cambiarse el nombre... Puede que dentro de poco leamos en la prensa que ha desaparecido... o que ha sufrido un terrible accidente...cualquier cosa y aparezca en otro lugar del mundo, como un desconocido... ja! para dedicarse a sembrar... ¿qué se yo? margaritas o ajos... ah no, ajos no, que es un vampiro.



Estoy totalmente de acuerdo con este anticuario americano. No creo en absoluto que se le haya ido la pinza.


Otros como Elvis también dicen que murieron y luego resulta que no, que hay quien dice que está vivito y coleando. Aunque de Elvis también he leído que se murió en el "trono" y que muchos prefieren pensar que el rey del rock sigue vivo en vez de imaginarsele en tal situación tan esperpéntica.


Muchos y muchas se reinventan hoy en día, seguro que son vampiros también. Fijaos en Ana Obregón, ¡super-reinventada! Seguro que en la siguiente vida que se curre será una jovencita que va al instituto... a lo Bella Swam.
En fin, que si de reinventarse o recauchutarse se trata, estamos rodeados de vampiros. Las coincidencias no existen y no es posible que este señor tenga un parecido más que casual con Nicolas Cage y tampoco puede ser uno de sus ancestros, no no, ¡es él! ¡Qué coño!

Ahí queda eso.



martes, 20 de septiembre de 2011

Crema de Calabacín















































Ingredientes:



4 calabacines hermosos



ajo en polvo



cebolla en polvo



sal



aceite de oliva



leche



2 tranchetes








Pelamos los calabacines, si os gusta que quede verde, los laváis, si os gusta con pintitas dejáis una tirita fina de piel por cada una que peléis y claro laváis después de pelar. A mí me gusta blanquita, para gustos los colores, que dice mi madre.




Cortamos en rodajas como las patatas de hacer tortilla.




Echamos un chorrito de aceite de oliva en la cacerola y ponemos el calabacín troceado. Por la parte de arriba, otro chorrito de aceite.




Salamos, ponemos el ajo y la cebolla en polvo, al gusto.



Ponemos a fuego lento hasta que el calabacín tenga el aspecto de la foto 3. Añadimos la leche, aprox. un vaso grande, y los tranchetes. Dejamos hervir otro poquito.



Batimos con la batidora hasta que quede una masa homogénea y ya está listo para comer o para ponerlo en frascos de cristal y conservar haciendoles el vacío como a las mermeladas.



Mejor esta opción que guardar en la nevera, que luego se nos olvida se agria la crema.



Por encima se puede adornar con miguitas de jamón, ibérico está más rico, jeje.




Si queréis tb podéis poner un poquito de pimienta negra molida, pero sólo un "flus" que si no queda muy fuerte.
¡Listo! Fácil, rápido y bajo en calorías. Ideal para quitarnos los que nos sumamos este verano.





domingo, 18 de septiembre de 2011

Zapatitos de Cristal







"El príncipe sólo bailó con ella y si alguien se acercaba para pedirle un baile, él les decía: ella es mi pareja de baile.

Cuando se hizo tarde, Cenicienta quiso marcharse y el principe quiso acompañarla, pero ella se escapó tan rápidamente que él no pudo seguirla. El principe, sin embargo, le había puesto una trampa. Había derramado resina por toda la escalera. Cuando ella bajó, dejó su zapato izquierdo pegado en un escalón. El principe lo recogió. Era pequeño y delicado, de oro puro."

(Fragmento de La Cenicienta de los Hermanos Grimm)


Creo que la culpa de que todas las mujeres suframos en cada evento al que asistimos la tienen los hermanos Grimm. Todas debemos llevar zapatos pequeños y delicados, que sean de oro no es imprescindible. Es habitual que llevemos unos zapatos que sin duda alguna nos harán daño, nos rozarán y nos apretrarán los deditos de los pies hasta tal extremo que cuando nos liberemos de tal trampa mortal, (para los deditos que se quedan sin sangre) no los sentiremos como nuestros. Es algo tan cotidiano que en las farmacias te venden unas almohadillas de silicona que las colocas en el zapato para amortiguar el dolor. No sirven de mucho. Además de que restan sitio en el zapato y el pie va un poco más apretado. Que digo yo... ¿no deberían vender estas cosas en las zapaterías? Pero, claro, estarían admitiendo su crimen, te están vendiendo un aparato de tortura.

Te llega la invitación de una boda y ya empiezas a pensar, a ver qué zapatos me compro que me dejen disfrutar de una noche de fiesta.

Buscar la indumentaria para un evento requiere todo un ritual. Yo para él ultimo, que sabía de su existencia hace un año, miré la pasarela Cibeles para ver qué se iba a llevar. Es la única vez que le he visto sentido a que en Septiembre de 2010 nos enseñasen la moda que se llevaria en el año 2011.

Busqué en Internet qué estaba de moda en cuestión capilar, y no, no estoy hablando de si dejármelo a la brasileña, hacerme un Kojak o dejármelo a lo silvestre. Estoy hablando de peinados, semi-recogidos, recogidos, tocados, diademas, sombreros... Una vorágine de pelos aparecía en mis ojos cuando los cerraba para dormir, a lo romana como para ir a la Casa de Battiatto para ver un combate, con trencitas, con ondas; moños despeinados intencionadamente, moños elaborados con mil cruces de mechones de pelo, tocados con plumas pegaditos a la cabeza o bien con plumas que hacen que seas más alta, con lazos a lo niña buena, diademas de lazo, sencillas, o más elaboradas como de diamantitos, o tipo tiara... en fin, que yo que soy de pelo suelto y siempre liso, porque las ondas me las dio mi madre cuando nací y ,como todas las mujeres, yo querría tenerlo liso como una tabla de planchar, si lo tuviera liso, seguro que me lo pondría a lo afro.

En cuanto a los zapatos... pss, sólo pude averiguar que vuelven las puntas. Esos zapatos que son de un 38 en mi caso, pero miden de punta a tacón como un 40. Me encantan las puntas, he tenido dos pares de botas de puntas que han sido las más cómodas de mi vida. Taconcito de aguja y puntas interminables. Infinitamente más bonitos que los zapatos de puntas chatas que parece que te han recortado los deditos todos a la misma altura.

Pues bien, con toda la información reunida, me fui a ver a una amiga que es diseñadora, y como es amiga y que cae muy bien, digo su nombre, Rosa Moreno. Así seguro que acertaba con lo que está de moda. Conclusión, perdí el tiempo mirando la pasarela Cibeles, o la Madrid Fashion Week, que se llama ahora.

Esto de hacerte un traje a medida es algo a lo que las mujeres de mi edad no estamos acostumbradas. Que yo recuerde sólo me habían hecho antes algo a medida, unos trajes que mi madre nos encargó cuando éramos pequeñas de los que no tengo muy buen recuerdo. Así que la incertidumbre sobre cuál sería el resultado era algo que me recomía. Elegimos la tela, de color morado en diferentes tonos. Una tela que ella me aseguró que quedaba muy bien y era muy original. A los dos días me manda un whatsapp y me dice que han cambiado el catálogo y que hay que elegir otro color... eso me pareció un mal presagio... mmmmm esto no va bien, pensé.

Un mes antes del evento me llamó para tomarme medidas. Mal rollo, después del verano relajao, de las vacaciones disfrutando del estupendo buffet, de los mojitos, de las comidas con los amigos, de la elaboración de mermeladas, de las fideuás, de los helados caseros... os hacéis a la idea, no?

Pues nada, allá que me fui. Para medirme me dijo "pon las manos en la cintura" que yo pensé: "esto debe de ser para ponerme seria y hacer que los michelines se pongan firmes" jeje.

Algunos días después, otro whasapp, "Tienes que venir a que te pruebe la "toile". Y yo que soy muy obediente, fui. Sin saber qué era aquello que me iba a probar. La aventura es la aventura.

Cuando llegué, apareció con una cosa blanca y vaporosa que no tenía nada que ver con la tela que habíamos elegido en el segundo intento.Acojonaita estaba. Lo que aprende una desde el momento en le llega una invitación de boda a sus manos.

La toile es como un patrón hecho de tela sobre el que ella trabaja, quita y pone. Puedo decir con satisfacción que tuvo que quitar más que poner. Así que, pese a que aquel día me vi como una novia revieja, salí un poco reanimada porque la pose en jarras cuando me tomó medidas había funcionado.

Una semana antes del evento, volví a probarme. Ya era el traje pero sin terminar. Me gustó la tela, tanto la tafeta metalizada de la blusita como la falda de seda. Tafeta... lo que aprendo... Me dio la impresión de que había acertado, aun así no veía el traje perfecto. Elegí un tocado para el pelo, una diadema con un detallito de plumas en tonos marrones y unos trocitos de tela de la falda que iban pegados con unos botoncitos de cristal, creo que no eran Svarovsky. Eso fue una decisión derivada de las miles de fotos que había visto de mil eventos en Internet.

El día que me lo entregó el traje estaba perfecto, perfecto. Me quedaba, como dice una amiga, como hecho a medida, jijiji.
El problema seguían siendo los zapatos. Había encontrado unos muy bonitos, como de brocado de color bronce muy acorde con el traje. Sabía que me castigarían los pies durante toda la noche. Pensé en llevarme las almohadillitas de silicona para que la pena fuese menos. Pero con las prisas se me olvidaron.
Llegamos media hora antes al lugar de la boda. Tocaba esperar, de pie. Entramos en la iglesia y el cura, que era joven, se deleitó en su discurso, la boda duró 1 h de reloj. ¡¡¡Una hora!!! Una hora levantándote y sentándote y colocando aquellos zapatitos pequeños y delicados en el escaso espacio que hay en los bancos de las iglesias, debajo de la tabla de arrodillarte ponía yo las preciosas puntas de bronce.
Durante la ½ de autobús hasta el lugar del banquete, fui valiente, me descalcé, corriendo el riesgo de que aquellos dos cepos no me valiesen cuando llegásemos. Casi lo deseaba, pero no hubo suerte, o sí… me los volví a poner.
Durante el todo el aperitivo y el ratito de bailoteo y copas de después, se veía a señoras que como yo, sufrían aquellos preciosos zapatitos pequeños y delicados. Que se les clavaban los tacones en el césped y se quedaban enganchadas al suelo como si un príncipe hubiese derramado resina para que no se escaparan, pero no, el principe de cada una lo que hacía era arrancarnos del césped, no fuese a ser que echásemos raíces.
A las seis de la mañana que nos fuimos a casa, llegué a la siguiente conclusión: la Cenicienta no se fue a las 12 porque su hada madrina le dijese que se desharía el hechizo… sino porque tenía los pies que no sabía si eran suyos o de una vecina.
Lo dicho, ¡¡MecawenlosjodíoshermanosGrimm!!
Ahí os dejo el resultado:




lunes, 12 de septiembre de 2011

PASTEL DE CHOCOLATE








Ingredientes:

1 yoghourt (da igual el sabor)

4 huevos

3 vasitos del yoghourt de azúcar

4 vasitos del idem de harina

1 sobre de levadura

1 vasito de aceite de oliva suave

1 vasito de nata (o 1/2 de nata y 1/2 de leche)

1 vasito de colacao en polvo (nunca nunca nunca uséis nesquik)

mermelada (yo la puse de melocotón)

Batimos los huevos, el azúcar y el yoghourt, después añadimos la levadura, el aceite y una vez mezclado todo esto añadimos la harina poco a poco.

La nata la añadimos al final.

Enharinamos un molde. Es decir, lo untamos de aceite con una brocha y luego echamos harina y la repartimos bien por todo el molde, quitando el sobrante.

Precalentaremos el horno a 270º mientras hacemos la masa.


Vertemos la masa en el molde y lo metemos en el horno. Bajamos la temperatura a 150º.

El tiempo es relativo, para saber si está hecho, podemos pinchar el bizcocho con una aguja de punto y si sale limpia está hecho.

Lo dejamos enfriar bien.

Cortamos a la mitad, en horizontal y emborrachamos

Ingredientes del "emborrachamiento": agua, azúcar y ron.

Que quede bien blandito. Primero la mitad que está en la bandeja. Ponemos mermelada, la que queráis, lo tapamos con la parte de arriba que emborracharemos una vez colocada encima. Así no se nos parte al colocarlo.

Podemos cubrilo con un glaseado simple.


Ingredientes:

1 clara de huevo

Azúcar glass

zumo de limón


Ponemos la clara de huevo, el azúcar y unas gotitas de limón juntos y batimos con la batidora. Se echa por encima del bizcocho y se deja secar.

Si queremos que sea de color, podemos añadir colorantes alimenticios.

O también podemos cubrirlo con chocolate de cobertura, que lo venden ya preparao en unas latitas y es muy práctico.


Y ya está, tenemos un pastel delicioso, muy muy muy rico, que seguro que le gustará a todos a quien déis a probar.






domingo, 11 de septiembre de 2011

11 DE SEPTIEMBRE



Triste, muy triste recordar todo lo que sentimos aquel día y los que siguieron, cargados de imágenes, de testimonios, de listas de personas que habían fallecido en la demostración más cruel de lo que puede hacer el ser humano. A todo ello le siguieron fotografías que jamás se debieron tomar, ver caer a un señor que no soportó la tensión y decidió ser dueño de su destino.


Recordar lo que estabas haciendo aquel día y creer que todo para ti sigue igual, pero no es así, no sigue igual, porque es volver a ver aquellas imágenes y todo lo sentido entonces vuelve a removerse en tu interior, al igual que sucede cada 11 de marzo... Fechas que se unen a la lista negra que cada cual tiene marcada en su calendario personal.


jueves, 4 de agosto de 2011

Mermelada de moras






















Consejitos iniciales:

-Levantarse temprano un día, a ser posible que no tengas que ir a trabajar.

-Recabar (jeje, el que no sepa lo que significa que lo busque) un cubo de dimensiones correspondientes a la cantidad de moras que quieras recolectar.

-Llevar una gorra, sombrero o similar. Nada de viseras, que es una cosa estúpida ya que se te calentará la sesera tanto como si no llevases nada.

-Saber de antemano que en el sitio hacia donde te diriges hay zarzales, porque si no darás un paseo pero no harás mermelada y aquí ¿a qué vamos a rolex o a moras?

-Llevar una jarrita o un cubito con agua fresca, así podrás ir lavando y probando el material, jeje, si no seguro que te las comes con todo el polvo del camino, nadie puede resistirse a la tentación de comerlas mientras vas llenando el cubo grande.

Creo que ya está... estamos preparados para ir a por la materia prima.

Llegas a casa, lavas las moras que no te has comido antes; no las pongáis al chorro del fregadero, porque aunque el aspecto para hacer mermelada no importa, se romperán y perderán jugo.

En una olla tipo Magefesa, me da igual si es de esa marca o de otra, no me paga ninguna, pones todas tus moras, que previamente habrás pesado, con el mismo peso de azúcar. Es decir 1 kilo de moras 1 kilo de azúcar. (Increible, eh? yo dando medidas, jajajajaja)

Exprimes aproximadamente 1 limón por kilo de fruta y 1 kilo de azúcar. Lo echas a la olla y remeneas bien. El limón sirve para que la fruta no se oxide. La mermelada de moras queda negra, pero... no se oxida si le pones limón.

Cuando haya soltado juguillo suficiente para que no se pegue, cierras la olla y lo dejas hervir, yo dejé tres kilos 15 min. Eso sí, contando desde que pones la válvula. A fuego lento.

Batidora en mano, mejor batidora que Thermomix, por esta vez, jeje, reducimos todo a una masa cremosa y homogénea.


Ahora toca lo más complicado, si se puede decir que lo sea. Teniendo utensilios adecuados es una tarea fácil. Necesitamos un chino de acero para quitar las semillitas de las moras, porque tres kilos de moras dan para muchas semillas, muchas muchas.

Un chino, para aquellos que estén convenciendo al repartidor del restaurante La Gran Muralla (que todos es llaman igual) más cercano, es un colador de acero con agujeritos muy chiquininos que deja pasar sólo lo interesante de la mezcla. Si lo hacemos con un colador tradicional, tardaremos siglos. Si lo hacemos con un escurre-verduras, pasarán todas las semillas y habremos trabajado en balde.

Vamos pasando de la olla a un cazo pequeño y cuando tengamos cantidad suficiente rellenamos los frasquitos de cristal que ya tendremos preparados.


¡Ah! Que no lo había dicho. Necesitamos unos frasquitos de cristal para guardar la mermelada, claro.


Cuando hayamos terminado, fregamos la olla, jeje, que si no es una porquería muy pegajosa, y metemos los frasquitos de cristal bien cerrados, llenamos de agua hasta la mital y hervimos al baño maría, con la tapadera puesta durante un ratito (jeje, buena medida). Así quedarán al vacío y podremos conservar durante mucho tiempo.

Y ya está, ¡mermelada lista!






Una de fotos

Terracita para tomar una copa en la entrada del hotel.




Cruz (del Royo?) en la plaza de La Alberca y detrás una preciosa casa con mil flores, bonito ejemplo de la arquitectura de la zona.




Cabras montesas que se pasean delante de tus narices cuando subes a la Peña de Francia. Queda bonito el retoque, ¿verdad?







Yo



ahí van unas fotos, que he salido a cenar, a tomar una copa, a ver sitios y bichos...








lunes, 25 de julio de 2011

Relax y algunas cosillas más

Este fin de semana, que para algunos ha sido de puente, para mí no, he estado fuera. Aprovechando que mis niños estaban con sus abuelos en el pueblo disfrutando del fresco y lo que permite estar en un pueblo donde el tráfico es mínimo, pues nosotros nos fuimos también al fresco, pero a otro sitio, que también nos lo merecemos, no?



El sitio elegido fue La Alberca, un pueblo precioso declarado patrimonio de la humanidad en 1940, el primero de España. La verdad es que se lo merece, es muy muy bonito, y además sus gentes se han esforzado por que siga siendo así.



La Alberca está en la Sierra de Francia, provincia de Salamanca. Si queréis ver paisajes de ensueño, bosques de robles que salen de un mar de helechos, disfrutar de una temperatura envidiable en pleno mes de julio... ya tenéis sitio.



Ya había estado antes en La Alberca, pero hace muuuuuucho tiempo, al menos doce años, un mes de agosto que decidimos hacer camping de cabotaje y acabó siendo un tremendo fracaso, pero vimos muchos sitios. Recordaba la carretera, con muchas curvas, pero aún así bonita.



Pero esta vez no iba de camping, teniamos reserva en un hotel estupendo que no recuerdo haber visto la primera vez. Está a 1km del pueblo en dirección a la Peña de Francia. Tiene aspecto de castillo y situado en un alto, en la falda de la mini montaña hay muchas casitas, villas dicen ellos, que recrean el estilo propio de la zona. Muy muy bonito. Además tiene un spa nada desdeñable. Los jardines son estupendos, sobre todo porque como la temperatura no ha pasado de los 25º se puede pasear por ellos. Se llama Hotel Abadía de los Templarios.



A unos 15 km del hotel teníamos la Peña de Francia, lugar de obligada visita por su belleza y por la posibilidad de ver cabras montesas muy de cerca, hecho que hemos comprobado al subir y al bajar. Eso sí, la carretera tiene tres y la bailaera...



Tirón de orejas a la Junta de Castilla-León, que sí, que Salamanca es muy bonito, Valladolid, también, así como León, Burgos y todas las magnificas capitales de provincia castellano-leonesas, pero... ¿qué pasa con las zonas rurales y sus carreteras?



Subir a la Peña de Francia te cuesta 8km de curvas, que bueno, bueno... y una carretera que no se ha arreglado en al menos 50 años. Los "quitamiedos" reciben su nombre por los colocados en esta carretera, porque no sirven para nada más. Justo donde se asientan, el terreno está tan descarnado que no sé ni cómo se sujetan.



Según vas ascendiendo, la vegetación es cada vez más excasa, las laderas de bosque se van transformando en piedras que amenazan con desprenderse, y lo hacen, prueba de ello son las que se acumulan en las cunetas y algunas que saltan a la carretera.

Pese a todo el sitio es precioso, virgen se podría decir, jajajaja, no lo ha tocado el hombre durante años.

Paramos porque vimos unas cabras en la ladera y... os lo juro, posaban para la foto, o eso o son como las lechuzas, que se fijan... jajajaajaja. Y no contentas con ello, nos hicieron un desfile montaña abajo para que pudieramos verlas con detalle y por supuesto fotografiarlas. Sólo por esa media hora, mereció la pena la excursión de la tarde.


Arriba del todo hay una Hostería, no sé si estará muy bien o muy mal, no entré. Jamás me hospedaría allí, qué sitio! Salvo que tuviera pasta por un tubo y decidiera aislarme para escribir... no tendría más distracción que el viento y las nubes, el sol, las cabras, los pájaros... y los montones de autobuses que suben todas las mañanas abarrotados de turistas.

CONSEJO: si decidís ir, subid siempre por la tarde y no muy temprano, salvo que queráis sufrir el terrible encuentro en esa carretera de mala muerte con un autobús de 60 plazas girando y obligandote a pegarte al quitamiedos que hay justo antes del precipicio. Además, es más bonito cuando no está abarrotado de gente. Y la luz para las fotos es mejor.

También allí arriba está la Ermita de la Virgen Blanca, otra iglesia que no recuerdo a qué virgen está dedicada y una capilla totalmente abandonada que pertenece a San Ándrés, que debió de ser un soltero viva la virgen por el aspecto de su morada.

Hay, además, una especie de observatorio que a mí me pareció meteorológico, pero no sé... no me acerqué a comprobarlo.

La zona cuenta con varios campings, el que más cerca está de la Peña de Francia y de La Alberca es uno que se llama Al-Bereka, que no tiene mala pinta.

En fin, que es un sitio precioso. Un pueblo para perderse de noche en el, entre sus calles empedradas, con sus rincones llenos de encanto, con fuentes, caños y gargantas que cruzan el pueblo.

Ah, en un sitio un poco escondido hay una Tetería en la que no llegué a entrar, pero que tiene pinta de ser bonita.

Para comer, la plaza, hay cinco bares-restaurantes, como queráis llamarlos donde podréis degustar especialidades típicas.

No me van a pagar, pero por el buen trato recibido y por lo bien que comimos, os aconsejo La Taberna, a la izquierda mirando desde la Cruz que hay nada más entrar en la plaza. Buena comida, buenísima, menú por 15€ por barba.

CONSEJO: chicas, por muy monas que queráis poneros para cenar, que tampoco hace falta... mi consejo es llevar zapatos planos, los más cómodos y seguros que tengáis; si no, tendréis que ir agarradas al brazo de alguien... aunque puede ser una opción de acercamiento, jijiji. Y sí, lo digo por experiencia propia, jajajaa.

Pues nada, así ha sido el fin de semana ... y así se lo hemos contado, jeje.







domingo, 19 de junio de 2011

Regresar

Ayer volví a Cáceres. Me fuí en el 98 después de 7 años allí, después de siete años de estudios, cinco años de reclusión. Han cerrado la Residencia donde estuve; la entrada, sombría siempre, parece más sombría aún. Han cambiado el nombre al bar de enfrente. La calle parece más estrecha, incluso han cambiado la sentido del tráfico.

Cáceres parece una ciudad extraña. Tengo esa sensación de cuando te encuentras a alguien con quien tuviste mucho roce después de varios años y ya no sabes de qué hablar.

Había vuelto otras veces, pero sin tiempo, sin pisar los lugares bonitos.

Cáceres ha cambiado, ha crecido, las dos hemos crecido, hemos cambiado nuestro peinado, hemos cambiado el color de la barra de labios habitual, tenemos amigos nuevos, familia nueva...

Pensé que volver a caminar por la parte antigua me haría sentir como entonces, pero me hace sentir mayor; pensé que volvería a sentir la libertad de entonces, pero el tiempo no perdona.

Pese a todo, sigue siendo la ciudad tranquila, calmada; pese a todo, me sigue sorprendiendo cada rincón de la parte antigua, me sigue encantando recorrer sus calles empedradas.

domingo, 12 de junio de 2011

Cuando te sale del alma

Hay veces que un comentario no suele ser el más adecuado, pero te sale del alma. Son de esos que, sin saber porqué, no puedes reprimirlos.

Podría poner ejemplos muy claros, como cuando dices de alguien que es "muy buena gente", "super simpático", calificativos que nunca van unidos a "¡qué pedazo de maromo!" "¡qué chica más guapa!"

Otras veces soltamos un "¡ayyy, qué niño más rico!", "¡qué rico!", ¡qué tierno!", "¡qué ricura!" sin poder añadir que es precioso, bonito, encantador. En estos casos, nada más acertado que la sabiduría popular, "los niños son como los pedos, a cada uno le gustan los suyos".

Y así podríamos seguir hasta el infinito y más allá. Porque los humanos de ahora somos tremendamente eufemísticos o terriblemente hipócritas...

Hay otras ocasiones, en las que la diplomacia brilla por su ausencia, cuando el acto refeljo de reprimir te falla y sueltas una broma que no sabes hasta qué punto va a ser bien aceptada.

Hoy, primer día de verano de piscina (ya hemos pasado el 40 de mayo), al ponerme el bikini del año pasado, he recordado el día que me lo compré. Yo salía del probador de la tienda con el bikini en la mano mientras el dependiente y otro chico se afanaban en quitar el broche de la parte de arriba de un bikini que llevaba un maniquí sin ningún éxito. Mi frase "sin pensar" fue: "Vamos, vamos que no se diga..."

Ambos muchachotes se quedaron atónitos como pensando: "Joder, esta tía duda de nuestra capacidad para quitar un sujetador/bikini cuando la situación lo requiera.

Yo, consciente de mi poca capacidad de represión, me limité a sonreir y dejar que los dos chicos se entrenasen con el maniquí para futuras ocasiones.

Pero es que hay veces, en las que si no dices algo revientas, vamos que ... te sale del alma.

lunes, 6 de junio de 2011

El día D

Hoy es el aniversario del Día D, lo sabíais? yo me acabo de dar cuenta.



Pues bien, para mí tb ha sido el día D, como véis en la "preciosa" foto que os adjunto, jeje, hoy me han regalado este maravilloso delantal con mi nombre y con el nombre del blog. No está mal, que mi primera foto en el blog sea con algo tan bonito y que alguien ha tenido el detalle de regalarme.



GRACIAS GRACIAS GRACIAS Cuca y Juan Carlos, es un regalo que me ha hecho mucha ilusión recibir.



Por cierto, Cuca y Juan Carlos son los propietarios de Azules de Medina, y tiene ropa de trabajo de todo tipo, y como véis, pese a que la modelo no sea de las típicas, es muy bonita. Vamos, que el día que me enseñaron los delantales, estaba como un día de principio de temporada en mi tienda favorita, sólo que esta es para trabajar, o para mí, para pasar ratitos buenos en la cocina.
Pues eso, que era algo que quería compartir con vosotros.

y a ti... ¿qué te decían de pequeño?








Pues bien, ayer después de sentirme muyyyy mayor por algo que le dije a mi hijo pequeño, se me ocurrió una nueva entrada para el blog.



¿Qué te decían de pequeño?



Sí, sí, las típicas frases que las madres y abuelas han usado siempre para acojonarnos, y que las madres de ahora, yo por lo menos, seguimos usando.



"No juegues con fuego, que te mearás en la cama", si mi madre supiera la de veces que jugué con cerillas y mecheros, además de las que me pilló infraganti... Una de ellas de las que hacen época y te recuerdan toda la vida cuando sale el tema. Yo había visto como mi abuela churruscaba las plumillas de las patas de los pollos con el fuego de la cocina de gas, así que decidí que los flecos de una colcha desaparecerían del mismo modo. Así que agarré un mechero y mientras intentaba encenderlo me pillaron... jeje



Otras me acusaron en falso y me gané los "tantanrantanes" (cachetes muy musicales que daban mi madre y mi abuela) de mi hermana que era muy lista y tiraba las cerrillas al wc sin saber que flotarían allí durante al menos un día.



"No te tragues los chicles que se te pegarán las tripas"



"No te tragues los huesos de las cerezas, que te crecerá un árbol en la barriga", "No te tragues los huesos de las aceitunas, que te crecerá un árbol en la barriga". Si fuera cierto, todos tendríamos árboles, arbustos y trepadoras en la barriga. Bueno, serían en tal caso bonsais, por motivos de espació básicamente.



"No cojas caramelos de nadie que no conozcas", que yo siempre he pensado, los que ofrecen caramelos a los niños son los ancianos, por lo menos en mi infancia... ¿Qué pasa que todos los abuelos de entonces eran traficantes o camellos? Y, además, debían de ser estúpidos, porque, claro, ir regalando por ahí la droga a niños sin ingresos, sin posibilidad de comprar más una vez creada la adicción... lo mismo lo hacían para putear a los padres cuando los niños pidiesen incesantes: "mamáaaa, comprame unas pirulas", jajajaja



A mí también me decía mi madre: "No mientas, que las mentiras tienen las patas muy cortas", ¡Anda que no me costó entenderlo!" Que yo, con mi prodigiosa imaginación infantil, me imaginaba un bocadillo de cómic con la mentira en cuestión y unas patitas cortas cortas.



"No te toques, que te quedarás ciego". Si fuera cierto, la ONCE sería como la Admón. Pública, tendría millones de empleados y en ascenso.



Pues eso, que algunas cosas cuelan porque se les dicen a los niños...








lunes, 9 de mayo de 2011

una semana

Érase una vez un lunes recién parido con zapatos nuevos de charol con lazos rojos, con las trenzas peinadas y oliendo a colonia de limón. Érase un lunes nuevo, nuevecito que olía al plástico de la cabeza de las muñecas.





Después vino un martes de km 0. Reluciente y brillante. Casi sin estrenar por lo hecho en un lunes perezoso y sin ganas de nada.





Siguió ún miércoles que era como el chopped del sandwich del colegio. En el medio, mediocre, que no era ni jamón ni queso, era chopped, fiambre mediocre en el que nadie se fija. Sin lazos, sin las ventajas del un km 0. Un miércoles sencillo y apocado al que no le gustaba llamar la atención.





El jueves llegó casi sin avisar, sigiloso y de puntillas se colocó en medio de la semana contando el sábado y el domingo. Calladito pero prometedor, tanto como que era el día que precedía al viernes.





El viernes, día con expectativas donde lo haya, brillante, picante, caliente, atractivo, sensual... el viernes es un día con un sex-appeal que ni Vigo Mortensen, Brad Pitt y el actor de Spartacus todos juntos. ¡¡Es el viernes!! ¡¡Es San Viernes!! El Día por Excelencia. Seguro que Dios creó ese día todo lo que merecían la pena, todo lo bueno, todo lo que engorda y todo lo pecaminoso y divertido.





Once upon a time un sábado sabadete que llevaba camisa nueva y un sueño en el bolsillo para amar y soñar por la noche. ¿Qué más se le puede pedir a un día que llega al final de la semana y después de un viernes que es santo?





Por fin, llega el domingo, día festivo, día de zapatos de tacón. El día del Señor. El día en que el buen rollo del viernes y los sueños del sábado se han esfumado y va llegando el olorcillo de los días laborables; las largas tarde ociosas esperando que el día de "fiesta" termine para volver a la rutina.





Una Semana

martes, 3 de mayo de 2011

El día perfecto

Hoy ha sido un día de esos que cuando está terminando dices, "uff, soy estupenda. Hoy ha sido el día completo." He ido a trabajar por la mañana, por la tarde también. Ha sido un día intenso. He hecho la compra, he ido a por los niños, he salido a caminar mis 5km diarios en 1 hora, he vuelto a casa, me he dado una ducha, he hecho la cena, la comida de mañana, he visto terminar el partido del siglo de esta semana, he visto ganar a mi equipo, pasa a la final de la Champions y algunas personas me han dichoque mi blog les gusta.... ¿qué más puedo pedir?

Si hubiera conseguido estar peinada, pintada y haber hecho desaparecer el grano que tengo hace una semama, habría sido la leche.


Pues ya lo sabéis, hoy creo que soy estupenda, mañana dios dirá.


Hoy he cocinado Crema de Calabacín y Pollo en salsa, otro día os digo como lo hago, :)


Besitos

martes, 26 de abril de 2011

Tele tienda

Reciba, sin gastos de envío,
su sonrisa restaurada y blanqueada,
fácil de montar,
sin baterías,
biodegradable,
autoadhesiva,
inodora,
a prueba de bombas,
retransmisiones bélicas en directo,
genocidios,
intervenciones aliadas y ataques a objetivos no civiles
que al final resultan ser un puente, una fábrica,
quién sabe si algún parque,
eso sí, no civil.

Pruebe sin compromisos
nuestra sonrisa
sometida a los mejores controles de calidad
y vuelva a brillar con luz propia
en todo tipo de acontecimientos.

Si no queda conforme,
le devolvemos su tristeza.

Irene Sánchez Carrón

jueves, 14 de abril de 2011

Cocinitas de Semana Santa

Pues sí, no podía faltar una entrada de Cocinitas en esta época, pre Semana Santa, que no se puede o no se debe o lo que cada uno decida, comer carne. Eso sí, ¡se pueden hacer unos postres, que no llevan carne, que te quitan el sentío! Ya sea leche frita, arroz con leche, sapillos, torrijas... vamos una carta entera sólo de postres y delicias deliciosas.

Para los no iniciados en el mundillo de postres de la zona, diré que los sapillos son unas bolas de pan rayado fritas, que se bañan luego en leche con azúcar, canela, cáscara de naranja o limón y bolitas de anises. Vamos, se dejan flotando en la leche, en la nevera, pa que esté fresquitos y son una de las cosas más ricas que podrás comer.

Pero no, no os voy a enseñar a hacer sapillos, jaja, para eso que Antonio se decida un día y nos lo cuente, que según dicen las buenas lenguas, le salen muy bien. Yo os voy a contar como hago yo el arroz con leche, que cuando no me queda duro... jjijijijiji por la prisas, lo hago muy rico.


Hacer arroz con leche con una receta mía es muy difícil, por el tema de las medidas. El famoso "ojímetro". Todo el mundo dice que para el arroz, el doble de líquido que de arroz, pero claro, entramos ahora en el problema que yo me planteo. Si el arroz es del redondo SOS de toda la vida, esa medida, que es casi tradición, pero... ¿y si el arroz es largo? Que según los expertos, que yo he leído mucho, se tiene que cocer unos 10 min más... ¿cuánto líquido? ¿Y si se trata de ese maravilloso arroz bomba que anuncian los futboleros, a la vez que nos recomiendan un ron que "nisu" lo conoce? Vamos que es una incognita total el líquido que necesita un puñao de arroz.


Que yo tengo las manos de una talla 6 en los guantes de fregar, jajajaja, ¿qué talla es un puñao? En fin, después de plantearos mis dudas existenciales en cuanto a la manera de cocinar el arroz... para que os comáis un ratito el tarro, pasemos a la elaboración del delicioso arroz.

Ah! que no, ¿que os da igual? Beatriz, pregúntaselo, ¿se queda encendida la luz de la nevera cuando cierras la puerta? (Para aquellos que no puedan soportar la duda, este blog les remite a Raúl Albino, te instala una mirilla en 0.2)

¡Al lío!

En una cacerola grande, ponemos 1litro de leche. (No os hagais ilusiones que no os voy a dar medidas). Echas azúcar hasta que, probándolo, quede a tu gusto; unas bolitas de anises, un palo de canela, y la cáscara de una naranja, (a mí me gusta más que el limón)

Mientras la leche se calienta y comienza a hervir, echamos el arroz en un chino o un colador grande y lo lavamos para quitarle el almidón. Bien lavao, eh? nada de mariconadas de un chorrín de agua y ya está. Lo dejamos escurrir bien, para que no se agua la leche.

Cuando la leche hierva, la colamos, para quitarle las bolas de anís, que no es muy agradable encontrarselas luego; en cuanto a la canela y la cáscara de naranja las podemos dejar cuando echemos el arroz, que son cachos grandes y se apartan fácil.

Echamos el arroz, (yo calculo que unos tres puñaos de la talla 6 de guantes de fregar), en la leche caliente y toca remover. El fuego lento, en mi vitro al 3, en la vuestra... no sé. si es fuego de gas, muy muy bajo, que calienta más.

Debe hervir hasta que algunos granos de arroz comiencen a abrirse, que querrá decir que ya está tierno. Además no importa que el arroz se pase un poco, estará más blandito. La leche ha de quedar cremosa. Alguna vez, yo le he echado un chorrito generoso de nata, y queda rico, pero ya sabéis, un segundo de placer en la boca y toda la vida en las caderas... vosotros mismos.

Si mientras se está cociendo el arroz, notáis que se os queda seco, bien porque vuestros puñaos no son talla 6, o porque el arroz bomba necesita más leche o porque os habéis pasado con la intensidad del fuego... pues echáis más leche, que no hace falta que yo lo diga, que es de "cajón de madera de pino", jeje.

Y ya está. Lo dejáis enfriar en la nevera y si os gusta y a quienes se lo vayan a comer les gusta, lo espolvoreáis con canela molida. Si la canela no es del agrado de todos, la ponéis a parte cuando lo sirváis.

miércoles, 13 de abril de 2011

Te regalo un cuento, por Jorge Gonzalvo Díaz

(Es algo que encontré por ahí, me encantó y he querido compartirlo)

Te regalo un cuento. Podía haber sido un paseo por el parque o una canción a medio hacer. Una carta de amor, un capuccino en tu plaza favorita o un truco de magia sin ensayar apenitas. Pero no. Quería que fuera un cuento. No para después de hacer el amor ni para que nos echemos de menos. No para que suene el Adaggieto de la quinta de Mahler, ni nada por el estilo.Te regalo un cuento para que puedas hacerlo tuyo dibujándole una narizota, para que lo compartas con tu vecina de escalera o con tu gato. Para que elijas la banda sonora que te apetece que suene de fondo mientras lo lees. Yo tengo mis canciones para escribirte. Tu las tuyas para leerme. Te regalo un cuento para que puedas llevarlo contigo, dobladito en el bolso, o entre las páginas de un libro de Benedetti. Para que cuando te enfades conmigo puedas estrujarlo y hacer con él una pelota de papel, arrojarlo por la ventana y mirar complacida cómo lo atropella un autobús. Para que lo fotocopies mil veces y le entregues una copia a quien más te apetezca. Para que envuelvas con él una manzana o para colgarlo en tu pared. Para que le claves alfileres los días en los que me matarías. O para apuntar encima del título el teléfono de tu banco.Te regalo un cuento improvisado. De esos que empiezas a escribir sin pensar y que no sabes cuándo acaban. Te regalo esta noche y todas las demás. Te ofrezco mi sonrisa non stop, sin conservantes ni colorantes. Aún a riesgo de poder ser acusado de alevosía y nocturnidad, y aunque puedan encontrarse muchos más agravantes.Te dejo abierta la ventana para que te cueles, para que me espíes ésta noche. Para que me veas sin que te vea. Para que me cuides un poco sin que yo lo sepa. Te regalo una idea. El concepto más hermoso de complicidad, un escenario vacío en el que buscar la manera de encontrarse. Te regalo un cuento que habla de amigos y de sueños, de noches de verano pegajosas, de mí mismo mientras me imagino tu cuarto desde lo alto del cielo, antes de lanzarme en picado sobre tu almohada. De kamikazes que se estrellan en tus brazos y que no vuelven a despegar, ni falta que les hace.Te regalo el kit completo de cariño, el maletín mágico con el que jugabas de niña a maquillar muñecas y cocinar guisos de plastilina mientras yo fabricaba dinamita con el Quimicefa. Te regalo un cuento indeterminado sin pies ni cabeza, sin trama ni desenlace final, sin argumentos y sin actores de reparto. Sin moraleja. Y si la tiene, que sólo tú la conozcas.Lo único que necesitas es apagar la luz, cerrar los ojos y la puerta de tu habitación, no necesariamente en ese orden. Dejar que te lea al oído, olvidarte de las facturas y del telediario. Quererme un poco más que hace cinco minutos y hacérmelo saber, de alguna manera. Te regalo un deseo. Llenarte de unas ganas locas de reír y de que salgas corriendo en busca de una diadema bonita para el pelo. Que necesites llamarme y te encuentres pidiéndome que apague la luz, que cierre mi puerta y entonces, empieces a leer el mismo cuento que estás leyendo ahora. Y ojalá no podamos dejar de llamarnos cada noche, para contarnos el mismo cuento. Toda una vida.Un cuento para llevarte de viaje, y para leerle a tus hijos y a los míos, a tus nietos y a mi abuela. A las calles y a los parques. Te regalo un cuento sin papel de colores ni un "espero que te guste". Sin aplicar el IVA y sin descuento por pronto pago. Un cuento que habla de ti y de mí, que pueda leerse cualquier día del año, a cualquier hora, sea cual sea tu estado de ánimo o tu sabor favorito de helado.Te regalo este cuento.